Programa Ruta hacia el sueño Americano T2 Ep 6 [00:27:23]

[00:00:00] [Angelito Rodríguez]: Este programa es traído ustedes por Car Credit, Young Lions, Housing & Education Alliance, St. Vincent de Paul de Temple Terrace, NUEVOenUS.org. “Ruta hacia el sueño americano”.

[00:00:14] [Angelito Rodríguez]: NUEVOenUS.org presenta “Ruta hacia el sueño americano”. Este programa es para personas que son nuevos en Estados Unidos y en cada programa estaremos hablando de obstáculos que pueden tener, para seguir hacia adelante en los Estados Unidos y conseguir el sueño americano y ya comenzamos “Ruta hacia el sueño americano”.

[00:00:35] [Angelito Rodríguez]: En el año 1492 llegaron los españoles al Nuevo Mundo. Los peregrinos llegaron a América en el 1620. En el 1990 un gran grupo de italianos llegaron a América. 1914 una gran cantidad de irlandeses y alemanes llegaron a Estados Unidos en cantidad más grande y una gran cantidad de cubanos salieron de su país hacia Estados Unidos y muchos más de otros países, siempre buscando el sueño americano, y en el siglo XXI continúa llegando a esta gran nación que esta bendecida muchos inmigrantes de otros países buscando el sueño americano.

[00:01:12] [Angelito Rodríguez]: ¿Qué tal, amigos? Esto es “Ruta hacia el sueño americano” y de invitado hoy tengo una persona muy especial para mí. Lo conozco hace muchísimos años del área de la Bahía de Tampa. Un gran conocedor del beisbol de grandes ligas, baloncesto, un gran conocedor también de música, y me refiero a la voz oficial, una de las voces oficiales– No puedo decir la voz oficial, tengo que decir una de las voces oficiales de los Tampa Bay Rays, Enrique Oliú. ¿Cómo estás, Enrique? Saludos.

[00:01:42] [Enrique Oliú]: Angelito, encantado de estar en tu programa, y sí, gracias por la introducción. El dinero está en el correo, así que…

[00:01:48] [Angelito Rodríguez]: [Risas] Enrique Oliú es la voz oficial de los Tampa Bay Rays desde su comienzo en el año 1998. Ha salido en muchas revistas. Eres un fenómeno del beisbol. Han salido muchos grandes– Yo sé que vas para el Hall of Fame en algún futuro, ¿verdad que sí?

[00:02:10] [Enrique Oliú]: Bueno, me gustaría, pero eso no lo controlo yo, así que– Pero sí, yo creo que vamos a ver si sucede eso. Pero bueno, son cosas de la vida. Entre tanto, uno solo tiene que pelear toda la vida y seguir adelante.

[00:02:21] [Angelito Rodríguez]: Claro que sí. Enrique Oliú, ¿eres originalmente de dónde?

[00:02:25] [Enrique Oliú]: De Matagalpa, Nicaragua.

[00:02:26] [Angelito Rodríguez]: Okey. ¿Dónde es eso?

[00:02:27] [Enrique Oliú]: Eso es en el noreste de Nicaragua, que desde el centro de Nicaragua son como 70 millas, como 120 km de Managua.

[00:02:35] [Angelito Rodríguez]: Okey.

[00:02:36] [Enrique Oliú]: Pero hacia el norte, yendo hacia el norte.

[00:02:38] [Angelito Rodríguez]: ¿Cuánto tiempo viviste allá en Nicaragua?

[00:02:40] [Enrique Oliú]: Bueno viví 5 años y luego me mandaron para Costa Rica, la primera escuela especial, la única que había en Centroamérica en ese entonces. Me mandaron a Costa Rica a la edad de 5 o 6 años hasta la edad de 10, hasta el cuarto o quinto grado.

[00:02:51] [Angelito Rodríguez]: Okey.

[00:02:52] [Enrique Oliú]: El cuarto grado de Costa Rica.

[00:02:53] [Angelito Rodríguez]: ¿Quién decidió venirse para Estados Unidos? ¿La familia completa?

[00:02:57] [Enrique Oliú]: No. Me mandaron a donde mi tía, a la escuela de no videntes, a la escuela especial de San Agustín, y mi tía, que se había hecho azafata, o sea, stewardess. Claro, en ese entonces– Claro, mi tía con la línea área nicaragüense LANICA. En los años 50, en los años– Bueno, a partir de– Al final fue en los 50 o a principios de los 60, se vino a Estados Unidos como aeromoza de LANICA, que viajaba entre Miami y Managua y viajaba para otros lados.

[00:03:28] [Enrique Oliú]: Y entonces, no sé cómo, pero aquí se encontró a su esposo en una cosa de los JC o Junior Chamber of Commerce y entonces– Pero bueno, se quedó aquí. La cosa es que vino aquí y mi tío, el esposo de ella, se vinieron para acá para Tampa con aquel restaurante– Creo que tú no estabas aquí todavía. Se llamaba Royal Castle, que era un restaurante de hamburguesas y era como decir un fast food, pero bastante bueno. Como un Krystal’s, que creo que es ahora– Se puede decir un Krystal’s o un– Pero hay dos de estos, de las cadenas de las hamburguesas pequeñas y no sé cuánto.

[00:04:04] [Angelito Rodríguez]: Okey

[00:04:05] [Enrique Oliú]: Pero bueno, entonces vinieron para Tampa y entre tanto, mi mamá seguía viajando para todos los oculistas que había, a ver si se podía hacer algo, si había un milagro que me devolviera la vista.

[00:04:16] [Angelito Rodríguez]: ¿Pero tú naciste ciego o…?

[00:04:19] [Enrique Oliú]: No, yo nací no vidente. Correcto, yo nací ciego.

[00:04:22] [Angelito Rodríguez]: Okey.

[00:04:23] [Enrique Oliú]: Pero entonces, mi mamá me llevó de un año para Boston, ella sola conmigo, cargándome, cargando maletas y demás, pero siguieron llevándome a todo. En uno de esos viajes, a New York para un oculista que habían oído que no sé cuánto de un oculista. Que fuimos a New York con la abuela, me llevó la abuela y en uno de sus viajes, la abuela quería ver a la tía. Claro, la otra hija, una de las otras hijas.

[00:04:43] [Angelito Rodríguez]: Claro.

[00:04:44] [Enrique Oliú]: Entonces, nos paramos en Tampa y entonces, no sé qué la tía y mi abuela hablaron, que la escuelita en Costa Rica solo era hasta el sexto grado y entonces, la tía le dijo “pero si aquí hay una escuela muy buena en San Agustín. Vamos a verla” y la fuimos a ver. Bueno, la fuimos a ver, me llevaron a la escuela y nunca soñé en ir a una escuela como una universidad, que tenía dos piscinas bajo techo, calefactor, cancha de baloncesto, todo eso y como unas 80 hectáreas en el agua, o sea, en la bahía.

[00:05:12] [Angelito Rodríguez]: Guao.

[00:05:13] [Enrique Oliú]: Y entonces, cuando uno ve como– Un lugar como universidad, digo yo “oh, eso me gusta”, y entonces, me pusieron– Me mandaron– O sea, me llevaron allá, hice la prueba a ver si– No sabía inglés, no sabía nada, pero me metí. Como pudo me tradujo la tía para el examen de admisión allá en la escuela y me llevaron. Entonces, mi tía fue– El primer año me acuerdo que les costó 5.000 pesos, porque yo no era residente ni nada.

[00:05:42] [Angelito Rodríguez]: Claro

[00:05:43] [Enrique Oliú]: Entonces, mi tía se volvió guardiana legal mía y entonces yo pude ir a esa escuela.

[00:05:47] [Angelito Rodríguez]: ¿A qué edad pudiese lograr entrar en el camino del deporte? Porque tú eres una enciclopedia del deporte, sabes mucho–

[00:05:57] [Enrique Oliú]: Bueno, yo siempre–

[00:05:58] [Angelito Rodríguez]: Sí, sabes mucho de baloncesto, sabes mucho de béisbol y de fútbol. Por cierto, para terminar ahí rapidito esa seccioncita. Yo le doy la gracia a Enrique Oliú porque me tocó una vez hacer– Creo que tres o cuatro años los FS– La Universidad del Sur de la Florida hacer los juegos de los Bulls y to llamo– Al primero que llamo fue Enrique Oliú y le digo “Enrique, ¿tú quieres hacer esto?” y me diste que no podías porque tenías a los Rays, y entonces, me dice “no te preocupes que yo te voy a ayudar lo más que pueda” y me diste unos buenos consejos y duré tres–

[00:06:34] [Enrique Oliú]: Sí, ¿no?

[00:06:35] [Angelito Rodríguez]: De tres a cuatro años con los Bulls haciendo comentarios, que yo no sabía absolutamente nada de fútbol y usted me ayudó, y eso yo se lo agradezco eternamente.

[00:06:45] [Enrique Oliú]: Bueno, uno tiene– Siempre lo ayudaban a uno, uno siempre tiene que ayudar y no solo eso–

[00:06:49] [Angelito Rodríguez]: Claro. Fue tanto–

[00:06:50] [Enrique Oliú]: Fue durante el apogeo.

[00:06:52] [Angelito Rodríguez]: Fue tanto así, que el año pasado y antepasado me llamaron también para los Buccaneers para hacer televisión y yo les dije “Yo soy muy feo para hacer televisión, así que no”. No acepté el– [Risas]

[00:07:01] [Enrique Oliú]: Pero te hubieras metido ahí. Con Ismael. Te hubieras metido ahí con Ismael.

[00:07:06] [Angelito Rodríguez]: Sí, y querían que yo hiciera los Buccaneers en español, porque sabían que yo había hecho los Bulls y sabía un poquito de fútbol. Que, por cierto, quien me enseñó de fútbol colegial fuiste tú.

[00:07:17] [Enrique Oliú]: Gracias.

[00:07:18] [Angelito Rodríguez]: Y te lo agradezco de corazón.

[00:07:19] [Enrique Oliú]: Bueno, pero tú sabes. Entonces, regresando a lo que es el deporte. Bueno, en la escuela de Costa Rica en ese entonces jugábamos fútbol. Nosotros oíamos el fútbol soccer y yo digo futbol a eso, soccer, fútbol mundial y entonces, en Costa Rica es muy famoso el futbol. Pero entonces, el Boceo también, pero oíamos todo es en el radio. Que hace José Luís Ortíz “el Rápido”, el narrador de fútbol de Costa Rica, Luis Cartín Paniagua y, además, Gerardo Enrique Fonseca.

[00:07:42] [Angelito Rodríguez]: Eso se penetró en tu cerebro, todas enseñanzas se– Penetró en tu cerebro todas esas enseñanzas.

[00:07:48] [Enrique Oliú]: Sí, pero entonces oíamos el radio y lo jugábamos y todo eso. Pero entonces, más que todo, también mi papá le gustaba– En esos tiempos en Nicaragua, el radio era el rey. La televisión, había dos canales de televisión nada más y no estaban encendidos todo el tiempo, y las cosas no salían en vivo. Por ejemplo, el show de la semana era grabado, diferido una semana, o sea, más tarde o de vez en cuando ponían una pelea de boxeo en vivo, pero–

[00:08:13] [Angelito Rodríguez]: El show de las 12 salía las tres de la tarde.

[00:08:15] [Enrique Oliú]: Exacto, o tal vez una semana más tarde. Los muñequitos. Por ejemplo, los muñequitos de 12 a 2, se iban. A las cuatro salían con más muñequitos y se cerraba la programación a las 11. Pero entonces, tenía que ser programación especial para salir en vivo en la televisión, ya sea para ir a ver [Inentendible] o tal vez la selección estaba jugando, qué se yo. Pero aún, la selección no salía en vivo muchas veces.

[00:08:34] [Enrique Oliú]: Pero entonces, mi papá siempre me llevaba al estadio o si no, nos sentábamos a escuchar el radio, o sea, leyendas del deporte como Sucre Frech. Que, por ejemplo, decir un Harry Caray de nicaragua, [Inentendible]. Entonces, estamos en el garaje, nos sentábamos en la cocina o qué se yo, o en el cuarto. En el cuarto dormitorio a oír el boxeo, el beisbol o la Copa Mundial en el radio y eso es como compartíamos el radio.

[00:08:59] [Enrique Oliú]: Entonces, cuando yo llegué a la escuela de San Agus– Por eso me gustaban los deportes. A mí siempre mi papá me crió para ser competitivo y entonces, cuando yo llegué allí a la escuela, vi todos esos terrenos que tenían canchas de baloncesto, tenían–

[00:09:11] [Angelito Rodríguez]: Espera, espera, tú estás diciendo “viste”, pero usted es ciego.

[00:09:14] [Enrique Oliú]: Bueno, pero yo lo vi a mí manera.

[00:09:15] [Angelito Rodríguez]: [Risas]

[00:09:16] [Enrique Oliú]: O si no, te quiero acordar de cuando íbamos a ese lugar de los cuatro numeritos.

[00:09:21] [Angelito Rodríguez]: Okey [Risas]

[00:09:22] [Enrique Oliú]: [Risas]

[00:09:23] [Angelito Rodríguez]: Por cierto, para que la gente sepa, pueden pasar los años– Años, y yo le puedo hablar en el oído en la espalda de Enrique Oliú y él dice “este es Angelito”. Guao. Siempre ha pasado eso.

[00:09:38] [Enrique Oliú]: Sí. Bueno, gracias. Los cuartos bates de la salsa.

[00:09:40] [Angelito Rodríguez]: Claro, claro. [Risas] Entonces, ¿a qué edad comenzaste a ser comentarista deportivo?

[00:09:51] [Enrique Oliú]: Bueno, yo lo seguía jugando desde muy niño. Todos los que me caían bien, le bateaban hit. Todos los que no, que no caían bien, los ponchaba o se noqueaban.

[00:10:00] [Angelito Rodríguez]: ¿Tú animabas en el parque también?

[00:10:02] [Enrique Oliú]: Bueno, lo animaba en mi casa y si me sentaba al lado de alguien, le animaba. De niño, o sea–

[00:10:08] [Angelito Rodríguez]: Sí, sí. Jugabas de locutor.

[00:10:10] [Enrique Oliú]: Sí, al juego del locutor.

[00:10:12] [Angelito Rodríguez]: Okey.

[00:10:14] [Enrique Oliú]: Y que yo oía a todos esos locutores y yo lo quería hacer a mi manera. Pero entonces, ya en la escuela de ciegos, en San Agustín, la escuela especial, entonces fue cuando me entró que yo era luchador. Yo hacía un poquito de lucha y entonces, fue cuando yo oí los locutores en el radio y fue cuando entonces conté– Unos maestros míos me llevaban a los juegos de futbol del High School, porque eran coachs asistentes y me enseñaban, me mostraban. Me diseñaban las jugadas en la palma de la mano y cuando yo oía a un locutor, le podía preguntar “¿qué dijo ese locutor? Camíname y enséñame la jugada. ¿A qué se refirió el locutor cuando dijo tal cosa? Que Kevin Grevey o qué se yo tiraba una canasta de la esquina un poco ortodoxa, pero le entró y cosas así. Entonces, yo preguntaba y me encaminaban hacia– O sea, me enseñaban cómo era.

[00:11:00] [Angelito Rodríguez]: Claro

[00:11:01] [Enrique Oliú]: Bueno, a mí siempre me gustó el deporte, porque a mí me gustaba competir en lo que sea. Si fuera contra las cucarachas, a mí me gustaba competir.

[00:11:07] [Angelito Rodríguez]: [Risas]

[00:11:08] [Enrique Oliú]: Pero entonces, porque mi papá fue bien competitivo y a él no le gustaba perder.

[00:11:14] [Angelito Rodríguez]: Okey

[00:11:15] [Enrique Oliú]: Entonces, me mostró que no le gustaba perder. Entonces, los deportes era un vehículo para yo poder hacer algo. Entonces, cuando yo llegué de la escuela, ya era bachiller de la escuela especial de San Agustín. Entonces, ya en el 81 llegué a Florida College y de casualidad Dave Scott, el manager del equipo de baseball, él había jugado en Nicaragua con lo Sports Ambassadors y había entonces amigos míos que– Bueno, a mis amigos no los conocía, pero Lorenzo Fernández, que el papá fue jugador de liga invernal, o sea, con la liga profesional de Nicaragua en los años 60 y también Orestes Destrade, que luego fue a Grandes Ligas.

[00:11:47] [Enrique Oliú]: Entonces, yo le dije el al coach Scott que– No sé cuándo nos pusimos a platicar una noche y nos pusimos a acordar de cuando se tuvo que jugar un juego donde ellos estaban participando, porque había caído un torrencial tres veces, pero no podía suspenderse el juego porque la taquilla– El hombre de la taquilla se la había llevado. O sea, toda la taquilla se había ido y no había cómo recuperar la taquilla para reembolsar a la gente que había pagado el dinero. [Risas]

[00:12:11] [Angelito Rodríguez]: [Risas]

[00:12:13] [Enrique Oliú]: Entonces, estábamos contando ese cuento, que estaban jugando que se yo, los Sports Ambassadors, como [Nombre] de los cerveceros de Milwaukee y entonces, Dave Scott era asistente y pitcher con este equipo, los Sports Ambassadors. Entonces, yo le dije que quería ser– No me gusto el locutor del estadio. Ser el anunciador oficial del estado. Le digo “yo lo puedo hacer”. Entonces, les preguntó a los jugadores como Orestes, que “si lo puede hacer, vamos a darle una oportunidad”. Me senté ahí detrás del home y vi que lo podía seguir un poco y que podía hacer eso. Entonces, fue cuando me entró en realidad el auge de poder hacer esto y mi familia me apoyó, porque en ese momento yo quería hacer– Yo estaba viendo el dinero que chicos computadora ganaban tanto dinero.

[00:12:50] [Angelito Rodríguez]: Claro

[00:12:51] [Enrique Oliú]: Y yo quería ser chico computadora, pero ¿cómo me dijo mi mamá y mi papá? “No, tú no eres para un cuarto. Para estar encerrado en un cuarto haciendo numeritos y escribiendo tarjetas y llenando la computadora de información binaria, no”. Dijeron “No, eso no va contigo”. Entonces, me apoyaron y fui a Florida College y ahí comencé. No me fue bien en la escuela, entonces me tuve que ir para Nicaragua y entonces, no podía estar sentado allí. Entonces, me metí de voluntario a la radio, a ser como, el reportero de mi pueblo y– Pero quería hacer algo. Aunque no ganaba nada, pero quería hacer algo, no quería estar sentado.

[00:13:31] [Angelito Rodríguez]: Claro

[00:13:32] [Enrique Oliú]: Vi que lo podía hacer. Me regresé a Estados Unidos y luego seguí para [Inentendible] y luego después de [Inentendible], bueno, hicimos– Bueno, no sé, que llegué tocando la puerta donde un viejo amigo que ya ha fallecido, Puli Sequeira

[00:13:43] [Angelito Rodríguez]: Claro

[00:13:45] [Enrique Oliú]: Y me dice “una prueba” y yo entré a hacer la prueba. Le gustó lo que yo hice y pues, me quedé ahí como voluntario, pero no importa. Me quedé como voluntario tres, cuatro años ahí haciendo los deportes del día.

[00:13:56] [Enrique Oliú]: Hice los pelícanos de Tampa Bay y bueno, estuvimos ahí bien y luego entonces, ahí seguí e hicimos una cosa con Ripley’s Believe It or Not! Porque Ripley’s– Bueno, que una compañía canadiense había comprado todos los Ripley’s, incluyendo el de San Agustín y entonces, me metí a hacer un juego con los doble A en ese momento y bueno, aquí estoy. Pero el deporte me llegó de muy niño.

[00:14:18] [Angelito Rodríguez]: En el año 1998 cuando comenzaron los Tampa Bay Rays ahí caíste, y estás cumpliendo el sueño de tu vida, el sueño americano, entrar a las grandes ligas a ser locutor, comentarista deportivo. Haces una fabulosa labor. Te escucho cuando salgo de la emisora; estoy en el carro y te estoy escuchando. Yo siempre te mando mi textito también, para que sepas que te estoy escuchando.

[00:14:39] [Enrique Oliú]: No, sí. [Inentendible] cuidado de– Sí, para hombres.

[00:14:45] [Angelito Rodríguez]: Y has cumplido básicamente el sueño americano. Eres casado. Trabajas en la corte también, ¿no?

[00:14:51] [Enrique Oliú]: Sí, también como traductor en el defensor público. Así que, tengo 30 años de estar ahí,31 y estoy bien. Pero sí, no, se me has realizado otro sueño también que voy a hacer el post-game en inglés.

[00:15:03] [Angelito Rodríguez]: ¿De verdad?

[00:15:04] [Enrique Oliú]: Sí, he hecho seis– Ocho juegos ya de post-game. Hace dos semanas yo hice–

[00:15:09] [Angelito Rodríguez]: ¿En televisión o radio?

[00:15:10] [Enrique Oliú]: No, en radio.

[00:15:11] [Angelito Rodríguez]: Okey.

[00:15:12] [Enrique Oliú]: Ahí donde estás tú.

[00:15:13] [Angelito Rodríguez]: Okey, okey.

[00:15:14] [Enrique Oliú]: Ahí por el fondo del pasillo. Bueno, desde el estadio, pero sí después del show, después del juego voy a estar en inglés, que es otro de los sueños para hacer la cobertura total estatal, y no sólo eso, un tipo de talk show después del juego.

[00:15:27] [Angelito Rodríguez]: Claro

[00:15:28] [Enrique Oliú]: Y me toca la oportunidad de hacerlo y entonces, es otro de mis sueños que se me han realizado.

[00:15:32] [Angelito Rodríguez]: Y lo más bonito es el respeto que te tienen todos los animadores de radio de todos los Estados Unidos, porque también has salido en la revista–

[00:15:43] [Enrique Oliú]: Selecciones. Reader’s Digest, pero Selecciones en español.

[00:15:46] [Angelito Rodríguez]: Selecciones en español. Te han puesto y han hecho– Yo he visto documentales tuyos en la televisión americana hablando de ti. Muchas personas me comentan y me dicen “¿cómo ese hombre puede ser ciego y saber tanto de beisbol y de deporte sin ningún problema?” y yo les digo “sí, ese es– Te puedo decir que, en el deporte, ese es mi maestro, Enrique Oliú”.

[00:16:08] [Enrique Oliú]: Bueno, gracias. Pero bueno, lo que me gusta hablar contigo es de Palmieri y de Papo Lucca.

[00:16:14] [Angelito Rodríguez]: Sí, te gusta mucho hablar de eso. Sabemos que también eres amante de la música. ¿Has tenido alguna oportunidad de conocer algún instrumento?

[00:16:23] [Enrique Oliú]: Sí, mucho, pero no he tenido el tiempo. Yo tengo una batería aquí en mi casa y tengo un teclado de Micky Mouse.

[00:16:27] [Angelito Rodríguez]: ¿Haciendo ruido?

[00:16:29] [Enrique Oliú]: ¿Ah?

[00:16:30] [Angelito Rodríguez]: ¿Haciendo ruido en la casa?

[00:16:31] [Enrique Oliú]: Haciendo ruido, pero ajá, y tengo un par de bongos también aquí, así que–

[00:16:37] [Angelito Rodríguez]: Oh, qué bueno.

[00:16:38] [Enrique Oliú]: Pero lo que quiero– Me gusta tocar la batería, pero claro, no tengo el tiempo por tanto que estoy de aquí para allá y de allá para acá, no tengo el tiempo en realidad de dedicarle el tiempo que se requiere para ser proficiente en la batería.

[00:16:50] [Angelito Rodríguez]: Claro, y eres muy conocedor, como dije, de la música, porque conoce a los salseros viejos de la mata. Como dije anteriormente, para ti personalmente, ¿has cumplido el sueño americano?

[00:17:00] [Enrique Oliú]: Yo sí. En realidad he llegado a donde muy pocos han llegado, ser comentarista de grandes ligas y por ejemplo, me tocó hacer en inglés las últimas semanas, que tenía que llenar por el locutor. Desgraciadamente un locutor se murió y entonces, hay que llenar ese hueco, porque el otro locutor que hacía el post-game está haciendo el lugar de él y entonces, han estado rotando los locutores y ya me ha tocado en ocho juegos. Entonces, es otro sueño que, en realidad, ser anfitrión de un talk show en inglés después de hacer en español. Yo hago mi transmisión y luego corro para el estudio de allá, al otro lado del pasillo para hacer en inglés y eso en realidad ha sido otro sueño americano.

[00:17:37] [Angelito Rodríguez]: Claro, claro, y yo me alegro mucho por ti. Nosotros comenzamos los Rays en el año 1998 con–

[00:17:43] [Enrique Oliú]: Sí, con Good Morning Tampa Bay. Ya ha fallecido Joseíto Rodríguez.

[00:17:47] [Angelito Rodríguez]: Que en paz descanse Joseíto Rodríguez. Estuvo usted. Que, por cierto, nos tenían trepado en un–

[00:17:54] [Enrique Oliú]: Sí, en el palomar.

[00:17:55] [Angelito Rodríguez]: En el palomar aquel. Aquello era increíble. Pero todo ha cambiado, gracias a Dios.

[00:18:00] [Enrique Oliú]: Sí, no, y sin escaleras, ¿te acuerdas? Que uno tenía que saltar para arriba. Ahora tienen una escalerita ahí que te lleva arriba. [Risas]

[00:18:07] [Angelito Rodríguez]: No, pero tú estás en la cabina.

[00:18:09] [Enrique Oliú]: Ahora sí, pero ¿te acuerdas que–?

[00:18:11] [Angelito Rodríguez]: Sí, era bien difícil. Yo me acuerdo, eran dos años difíciles de estar allí en el estadio donde no nos dejaban entrar en la cabina.

[00:18:19] [Enrique Oliú]: Y luego nos movieron para abajo, donde era mejor, pero algo así como una plataforma ahí al fondo del palco de prensa, pero bueno, ya estamos ahí en una cabina ahora.

[00:18:30] [Angelito Rodríguez]: Me quedan 2 minutos aproximadamente. Dámele un consejo a las personas que están llegando aquí los Estados Unidos y quieren conseguir el sueño americano. ¿Cuál sería tu consejo primordial para esas personas que se les está haciendo un poquito difícil? Ya han llegado hace unos meses, un año atrás aquí a los Estados Unidos y piensan que es difícil. ¿Qué consejo tú les darías?

[00:18:53] [Enrique Oliú]: Trabajen duro, tengan paciencia y conéctese, porque necesitan alguien que les abra las puertas. Uno puede tener todo el talento que uno quiera y muy bien, hay que trabajar duro porque sólo así se va a quedar.

[00:19:03] [Angelito Rodríguez]: Claro.

[00:19:04] [Enrique Oliú]: Pero uno tiene que conectarse porque alguien tiene que abrirles la puerta, porque sin eso, no se va. Así que, trabajen duro, tengan paciencia, que nada pasa de la noche a la mañana y por favor, conéctese ya sea a [Inentendible] de bienes raíces, si alguien quiere vender bienes raíces. Qué sé yo. A cualquier cosa que uno quiere hacer tiene que conectarse, porque uno nunca sabe quién le va a ayudar.

[00:19:24] [Angelito Rodríguez]: Exacto.

[00:19:25] [Enrique Oliú]: Y uno necesita ayuda, no lo puede hacer por sí mismo. O sea, siempre tiene que tener ayuda.

[00:19:30] [Angelito Rodríguez]: Y el sueño americano no es llegar aquí y ya– Sabes, ya llego. No es así. Tú tienes que luchar, toma muchos años. Como tú, tantos años de experiencia en el trabajo que haces, pero no llegaste así porque sí a ese trabajo, te tomó tiempo y esfuerzo.

[00:19:51] [Enrique Oliú]: Sí, mucho tiempo. Imagínate, yo hice de voluntario, qué se yo, seis años aquí donde estamos ahora en– No, aquí donde estás tú, pero en QBN, porque me gustaba. Yo estaba pensando “bueno, me conecto aquí y ahí voy”.

[00:20:04] [Angelito Rodríguez]: Claro

[00:20:05] [Enrique Oliú]: Y al principio yo creí “oh, voy a estos juegos y no tengo que pagar. Qué bonito…”.

[00:20:13] [Angelito Rodríguez]: Es así. Cuando yo comencé en la radio, yo tenía– ¿Qué? 15 o 16 años en Puerto Rico y yo hice 3, 4 o 5 años de gratis. Yo entraba a la cabina mientras los muchachos les hablaban a las muchachas por teléfono. Llegaba la muchacha a la emisora y yo era el que controlaba todito y tú sabes, traté de abrir puertas. Así como tú dices, no ganaba nada. Comencé ganando muy poco en Puerto Rico y luego vine para acá.

[00:20:36] [Enrique Oliú]: Pero ganaba uno experiencia.

[00:20:37] [Angelito Rodríguez]: Exacto, estaba ganando experiencia, y siempre– Like I always say “do not burn bridges”.

[00:20:43] [Enrique Oliú]: Claro. Nunca hay que quemar un puente porque uno sabe cuándo tiene que cruzar ese puente otra vez.

[00:20:48] [Angelito Rodríguez]: Claro. Enrique Oliú, eres una eminencia en la radio y eres una gran experiencia para todos nosotros los latinos que radicamos aquí en la ciudad de Tampa y tú has logrado el sueño americano. Este programa se trata específicamente de personas que llegan a Estados Unidos, cómo pueden lograr el sueño americano, y tú eres un vivo ejemplo. Aunque tengas el problema de no tener visión, pero llegaste y estás ahí, estás haciendo cosas que te gustan y te felicito y te doy un fuerte abrazo, y te quiero mucho y siempre te deseo mucha suerte.

[00:21:23] [Enrique Oliú]: Bueno, igual Angelito. En realidad, buena suerte, y siempre es un gusto platicar contigo. Desde hace mucho rato hemos estado en otras radios, pero bueno, encantado estar contigo esta noche.

[00:21:33] [Angelito Rodríguez]: Claro que sí. Muchísimas gracias por estar con nosotros, y esto es Enrique Oliú, la voz oficial de los Tampa Bay Rays, que ha cumplido ya su sueño americano. Muchísimas gracias, Enrique Oliú.

[00:21:42] [Enrique Oliú]: Gracias, Angelito.

[00:21:43] [Angelito Rodríguez]: Este programa es traído a ustedes por Car Credit, Young Lions, Housing & Education Alliance, St. Vincent de Paul de Temple Terrace, NUEVOenUS.org. “Ruta hacia el sueño americano”.

[00:21:57] [Música] Car Credit, Car Credit, tú carro ha llegado a tu vida. Car Credit, Car Credit, encuéntralo a tú medida. Cuenta con nosotros, somos los profesionales. Te ayudaremos a conseguir el carro que tú deseas a tu alcance, dale. Con Car Credit lo podrás cumplir. Son más de 25 años, más de 2.000 clientes contentos.

[00:22:36] [Angelito Rodríguez]: En Car Credit nuestra meta es encontrar un vehículo de calidad para ti y tu familia. Es nuestro compromiso de aprobarte y mantener tu familia segura en la carretera, ofreciendo dos años de mantenimiento gratis para que puedas disfrutar con tranquilidad. Llámenos hoy. Carcredittampa.com

[00:22:54] [Música] Car Credit, Car Credit

[00:22:57] [Angelito Rodríguez]: Car Credit y Housing & Education Alliance se han unido para educar a la comunidad sobre temas como el crédito y la propiedad de vivienda. Infórmese sobre el proceso antes de comprar. Visite guiadecreditogratis.org hoy mismo para descargar su guía gratis “¿cuánto puedo pagar por una casa?” y comience hoy mismo su camino hacia la propiedad de vivienda.

[00:23:20] [Angelito Rodríguez]: Este programa es traído a ustedes por Car Credit, Young Lions, Housing & Education Alliance, St. Vincent de Paul de Temple Terrace, NUEVOenUS.org. “Ruta hacia el sueño americano”.

[00:23:34] [Angelito Rodríguez]: Hola. ¿Qué tal, amigos? Estamos con Yisenia de Car Credit. ¿Como estás, Yisenia? Saludos.

[00:23:38] [Yisenia Abrahantes]: Muy bien, Angelito. ¿Como estás tú?

[00:23:40] [Angelito Rodríguez]: Todo bien. Queremos que me hables un poquito de NUEVOenUS.org y de Car Credit.

[00:23:46] [Yisenia Abrahantes]: Claro. NUEVOenUS.org es una organización sin fines de lucro de Car Credit y fue desde– La crearon para asistir y empoderar a las personas que son nuevas al país. Así que, si usted es un inmigrante nuevo que ha llegado recientemente a los Estados Unidos, los invitamos a que visiten NUEVOenUS.org, que ahí tenemos las escuelas, hospitales, organizaciones que lo pueden ayudar a asesorarlos a donde tienen que ir, para matricular a sus niños en la escuela. Si tienen preguntas de inmigración, tenemos una lista de abogados. Básicamente, es un lugar donde tienen todos los beneficios y todos los recursos para la gente que son nuevas en este país.

[00:24:31] [Angelito Rodríguez]: Y los invitamos para que entren a la página web de NUEVOenUS.org. Háblame un poquito de Car Credit. ¿Por qué Car Credit ha entrado a estas organizaciones?

[00:24:40] [Yisenia Abrahantes]: Bueno, Car Credit siempre ha sido un anfitrión grande en la comunidad de Tampa a los latinos, especialmente a los inmigrantes. Entienden lo difícil que es cuando uno emigra a este país y el 99% de los empleados en Car Credit son latinos e inmigrantes. Entonces, ellos se enfocan a ayudar a nuestra comunidad latina. Así que, si usted tiene un empleo, está aprobado y sale manejando. Ese es el único requisito que Car Credit tiene para empezar su vida en los Estados Unidos con un auto nuevo.

[00:25:12] [Angelito Rodríguez]: Claro que sí. ¿La página web de Car Credit?

[00:25:14] [Yisenia Abrahantes]: carcredittampa.com

[00:25:16] [Angelito Rodríguez]: Yisenia, gracias por estar con nosotros y de nuevo, los invitamos para que entren a NUEVOenUS.org y también a Car Credit. Gracias, Yisenia.

[00:25:24] [Yisenia Abrahantes]: gracias a ti.

[00:25:25] [Música] Car Credit, Car Credit, tú carro ha llegado a tu vida. Car Credit, Car Credit, encuéntralo a tú medida. Cuenta con nosotros, somos los profesionales. Te ayudaremos a conseguir el carro que tú deseas a tu alcance, dale. Con Car Credit lo podrás cumplir. Son más de 25 años, más de 2.000 clientes contentos.

[00:26:04] [Angelito Rodríguez]: En Car Credit nuestra meta es encontrar un vehículo de calidad para ti y tu familia. Es nuestro compromiso de aprobarte y mantener tu familia segura en la carretera, ofreciendo dos años de mantenimiento gratis para que puedas disfrutar con tranquilidad. Llámenos hoy. Carcredittampa.com

[00:26:22] [Música] Car Credit, Car Credit

[00:26:26] [Angelito Rodríguez]: Car Credit y Housing & Education Alliance se han unido para educar a la comunidad sobre temas como el crédito y la propiedad de vivienda. Infórmese sobre el proceso antes de comprar. Visite guiadecreditogratis.org hoy mismo para descargar su guía gratis “¿cuánto puedo pagar por una casa?” y comience hoy mismo su camino hacia la propiedad de vivienda.

[00:26:48] [Angelito Rodríguez]: Este programa es traído ustedes por Car Credit, Young Lions, Housing & Education Alliance, St. Vincent de Paul de Temple Terrace, NUEVOenUS.org. “Ruta hacia el sueño americano”.

[00:27:03] [Angelito Rodríguez]: Has escuchado “Ruta hacia el sueño americano”, presentado por el NUEVOenUS.org, un programa para ayudar a personas que son nuevos en los Estados Unidos de América, para seguir hacia adelante y conseguir la ruta hacia el sueño americano.